La música y las artes escénicas forman parte de nuestro día a día de una forma casi inconsciente. En la actualidad tenemos un gran número de géneros musicales a nuestra disposición a todas horas, pero también hay música ligada al arte dramático, donde la consumimos inconscientemente, desde a la banda sonora de una película, en el teatro, hasta en un anuncio publicitario en la televisión. Tanto la música como el arte escénico forman parte de la historia del arte, pero por su carácter efímero su estudio no está tan arraigado como el del arte pictórico o escultórico. Por ese motivo, en una serie de artículos veremos como la música y el teatro han acompañado el ser humano desde el inicio y en qué forma se han expresado.

El origen de la música

Hay que empezar con la prehistoria. Si el estudio de las artes efímeras ya resulta un problema en general, cuando hablamos de la prehistoria, este se acentúa. Para ello, el estudio de estas artes en la prehistoria extrae su material de tres fuentes: arqueología, las pinturas rupestres y la etnografía. Pero incluso antes, hay que buscar el origen de la música en la biología. Hay un consenso general entre los científicos en determinar que el primer instrumento musical fue la voz humana y que su origen y evolución está intrínsecamente ligado a la evolución del lenguaje. Pero, ¿cuándo surgió? A juzgar por los limitados restos fósiles que conservan la morfología relevante para el canto, se ha averiguado que en miembros tempranos de la especie Homo existe una base craneal flexionada, lo que indica una laringe baja con un tracto vocal supra-laríngeo expandido y probablemente doblado, lo que es imprescindible para la capacidad de emitir sonidos, como se puede ver en la siguiente imagen. Pero, además, para cantar se necesita un control del aire mucho mayor que el necesario para hablar. Los hallazgos paleontológicos sugieren que la conjunción de morfología vocal más el aumento de la capacidad pulmonar, se dio hace 1,5 millones de años, por lo que la habilidad para cantar estaba completa.

producción-vocal

Ahora que tenemos el cuándo, es necesario hablar del porqué. La música tiene un efecto directo en la evolución de las estructuras sociales, en las funciones grupales y en las culturas, aunque no hay unanimidad en cual fue el motivo principal de su aparición. Vamos a exponer las tres razones con más adeptos:

  • La selección sexual: Charles Darwin relacionó la habilidad del canto con la elección de parejas sexuales por parte de las hembras, algo así como la cola del pavo real para atraer a sus parejas sexuales. Podría haber aparecido con el Homo ergaster, que es cuando el dimorfismo sexual se vio reducido al mínimo.
  • Actividad grupal: La ejecución de música en grupo ayuda a reforzar los sentimientos de cooperación y colaboración ya que ajusta un estado emocional compartido, muy importante para la supervivencia humana. Además, resulta una actividad fácil de acoplar a otras, por ejemplo, es fácil poder imaginar un grupo cantando a la vez que lascan piedras.
  • Vínculo materno-filial: Los bebés humanos a diferencia de las crías de otros primates, han perdido la capacidad de engancharse al cuerpo de la madre, lo que hace necesario que la madre deje al bebé en el suelo para poder hacer otras actividades, cantar y producir melodías para el bebé funcionaria como un vínculo para mantenerlo tranquilo.

Primeros instrumentos

En la cueva de Geissenklösterle, en Alemania, se ha encontrado lo que parece ser el primer instrumento musical intencionado, es decir, que fue producido para tal fin. Se trata de una flauta hecha de hueso perteneciente a la cultura Auriñaciense durante el Paleolítico superior y que gracias al método del carbono 14 ha sido fechada de unos 36.000 años. Esta flauta se considera el primer instrumento musical como tal, pero los instrumentos musicales que han aparecido en Europa en esas dataciones, son lo suficientemente sofisticados como para pensar que provienen de evoluciones artísticas anteriores, a pesar de que no se hayan encontrado evidencias arqueológicas de ello. Lo que es evidente es la relación que existe entre la producción de instrumentos con la producción de arte en general, los hallazgos arqueológicos de los primeros instrumentos coinciden con las primeras representaciones de Homo sapiens de figuras humanas y animales en piezas de hueso y marfil, además de con las pinturas rupestres en las cuevas.

2c5ef538e8bfcbc0343d645ec09321ae

Pero en Europa no solo estaban los Homo sapiens, sino que convivían con los Homo neanderthalensis. Se sabe que hubo contacto entre ellos, pero siempre se ha puesto en entredicho la capacidad artística de los Neandertales, en lo relativo a lo musical, también. Hay una pieza que podría ser una buena candidata a ser el primer instrumento musical neandertal, una flauta de hueso encontrada en Eslovenia, datada en 43.000 años de antigüedad, incluso más vieja que la atribuida a los Homo sapiens. La pieza ha generado controversia y a día de hoy aún no hay un consenso, ya que algunos investigadores apuntan que lo que serian los huecos para los dedos, en realidad son marcas accidentales de la dentadura de un carnívoro que mordía el hueso.

Listen_To_Worlds_Oldest_Musical_Instrument_Neatherthal_1

Primeras representaciones teatrales

Determinar el origen prehistórico de la representación escénica es igual de complejo que la de la música, y se hace necesario empezar desde lo simple hasta llegar a lo que podríamos considerar una representación. Si en la música podíamos encontrar ese origen en la capacidad de emitir sonidos, en el teatro deberíamos encontrarlo en la capacidad de mimesis. Esa capacidad podría haber surgido incluso antes que el lenguaje, y se habría dado en Homo ergaster, como método primitivo para la comunicación. Por ejemplo, en la caza, la imitación de elementos naturales tales como animales o entornos, han resultado ser indispensables incluso en sociedades cazadoras-recolectoras de hoy, como la comunidad Kung en el desierto Kalahari.

La danza, junto a la mímica es el elemento que da forma al ritual, una forma primitiva de representación. En los rituales es habitual la imitación de animales, complementado con disfraces y máscaras, asociado a una idea de reencarnación en forma de animal. Un ejemplo lo encontramos en las pinturas rupestres de El cogul, en Lérida, donde las formas sinuosas sugieren una danza.

Cogul

Hemos podido ver, entonces, como la música y las artes surgieron, durante la prehistoria, gracias a una serie de evoluciones tanto morfológicas como a nivel intelectual, y como éstas configuraron algunos mecanismos sociales. Próximamente iremos descubriendo que papel han tenido en las diferentes sociedades y épocas.

Bibliografia
BROWN, Steven; MERKER, Bjorn; WALLIN, Nils J. “ the origins of music” MIT Press, 2001
FLETCHER BELLINGER, Martha “Dancing and play-acting” en A short story of the drama. New York, Henry holt and company 1927
MITHER, Steven “ los neandertales cantaban rap” Barcelona, crítica, 2007
Webgrafia
BARRAS, Colin 2014 “did early humans or event animals, invent music?” en BBC http://www.bbc.com/earth/story/20140907-does-music-pre-date-modern-man (consultat el 27/07/2018)