El viejo continente. Europa. Nuestra casa. Vivimos en un continente con una larga historia. Hoy podríamos hablar del continente más importante. Hemos sido un continente de emigrantes y actualmente lo somos de inmigrantes. Ha habido períodos de grandes guerras y otras de paz. Hemos visto grandes imperios y grandes religiones. Es el continente donde surgió la democracia actual y pasada. También hemos visto el nacimiento del capitalismo liberal y el comunismo, sin olvidar el anarquismo. En definitiva, somos un gran continente, a pesar de ser el segundo más pequeño en superficie. Sin embargo, muchos no saben la razón por la que lo conocemos con este nombre. El continente, según la versión mitológica, debe su nombre a un mito griego que podemos encontrar narrado en el libro ‘Metamorfosis’ del poeta romano Ovidi (libro II, 833-875 “Júpiter y Europa”) y que ha sido utilizado a lo largo del tiempo para realizar ilustraciones y esculturas.

Uno de los autores más importantes del grupo interesado en la mitología, y que se mostró más más fiel al mito, fue Vecellio, Tiziano o “Ticià” (Pievi di Cadore, 1488 – Venecia, 1576), con su obra “El secuestro de Europa” (1560-1562, pintura al óleo, 178cm x 205cm , Museo Isabella Stewart Gardner, Boston). A partir de su trabajo y analizándolo con el método Panofsky, que consiste en dividir la obra en tres niveles de estudio conectados entre sí, podemos saber más sobre el mito que “fundó un continente”.

El Rapto de Europa. Isabella Stewart Gardner Museum, Boston

Nota: Aunque el mito es de origen griego, Ovidi, nacido en el Imperio Romano, utiliza el nombre de Júpiter, su homólogo romano.

Nivel primario

Podemos observar un paisaje montañoso, con un gran mar y una pequeña costa. En esta costa, en el fondo del cuadro, observamos tres mujeres y una vaca / toro. En el primer plano de la imagen observamos dos grupos de figuras. La primera, empezando por la izquierda, encontramos a un niño desnudo, alado, y agarrado a un pez. También observamos  otro pescado en el borde inferior, justo debajo de una mujer cogiendo el cuerno de un toro que está nadando en dirección contraria a la playa. Por último, en el cielo, Encontramos dos niños desnudos y alados más. El cuadro complementa colores oscuros y vivos, luminosos, para resaltar el dramatismo de la escena.

Nivel convencional

 

Normalmente las imágenes se leen de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Este hecho ya nos dice una información del cuadro. El toro y la mujer se están marchando de la costa. Para saber del todo que está pasando, analizaremos una a una las figuras:

1.  Querubines : Los querubines son ángeles de alta jerarquía que actúan como guardianes del Paraíso. En este caso representan a pequeños << Cupidos >>, pues van identificados con las flechas y el arco típicas del Dios del amor Cupido. El hecho de que aparezcan nos muestra que hay una relación amorosa en la escena.

2. Zeus : Según la mitología griega Zeus era un experto en secuestrar las chicas (o chicos) de quien se enamoraba. Para conseguir su propósito tomaba muchas formas diferentes, la gran mayoría eran formas zoomorfas. En este caso se ha transformado en un toro blanco. Sabemos que es Zeus por la corona de olivo que tiene el animal sobre la cabeza, en los cuernos, atributo con que se le suele representar. Además, Ovidio hace referencia a su figura diciendo “cuando el dios, de la tierra y del seco litoral, insensiblemente, las falsas plantas de sobre pies a lo primero Pone en las olas” (Ovidio, Pág. 870). Aunque no lo nombre de forma explícita sabemos que Zeus es el Dios más importante del Olimpo, por lo que sabemos que se refiere a él.

3.  Europa : Sabemos que es Europa por la forma de vestir. Túnica, con manto rojo y amarillo (los colores con los que suele ir vestida en las representaciones). Además, Europa es hija de Agenor y éste es nombrado por Ovidio como el padre de la joven; “Se admira de Agenor la nacida” (Ovidio Pág. 859).

4. Amigas y toro : El mito cuenta que Europa estaba jugando en la costa, con amigas, cerca del rebaño de toros de su padre, cuando Zeus la vio.

5. Querubín : Esta vez sin flechas y arco, subido a lomos de un pescado. Acompaña a Zeus y Europa en su viaje hacia el interior del mar.

 

Una vez estudiadas las figuras podemos llegar a la conclusión de que la escena es el rapto de Europa por parte de Zeus. Esta escena hace referencia a la leyenda según la cual Zeus, al ver a Europa en la costa de Sidón, quedó profundamente enamorado (o encaprichado) de la joven fenicia, y con el fin de acercarse sin asustarla se transformar en toro. Una vez la chica tenía confianza en el toro y subió sobre él, salió corriendo mar adentro, secuestrándola y llevándola hasta la isla de Creta, donde, con su figura humana, la poseyó (violó), teniendo tres hijos. Agenor, su padre, desesperado, recorrió el continente hasta la isla de Creta mientras gritaba “Europa, Europa!”, Y según dice el mito, allí por donde buscó, los habitantes empezaron a llamar el lugar donde vivían, Europa. A la muerte de la princesa Europa, Zeus, en su honor y como último regalo, formó una constelación en forma de Toro, el animal que había hecho posible que conociera su amor.

Nivel Intrínseco

Tiziano era Conocido con el apodo de “El sol entre las estrellas” por ser uno de los máximos exponentes de la escuela Veneciana. Sus obras son creaciones con un uso característico del color, luminosidad, pincelada suelta y unas modulaciones cromáticas únicas en la época.

“El Rapto de Europa” (1560-1562, pintura al óleo, 178cm x 205cm, Isabella Stewart Gardner Museum, Boston) es una de las piezas que Tiziano pintó por encargo de Felipe II, monarca de España. El monarca mismo le pidió que fueran sobre la mitología, pero, eso sí, que tenía total libertad para las creaciones.

Esta apuesta por la mitología se debe al uso propagandístico que hacían de esta los regímenes absolutistas europeos. Los monarcas se comparaban con los Dioses del Olimpo y anhelaban su poder y control sobre los mortales.

Así pues Tiziano escogió poemas de la ‘metamorfosis‘ de Ovidio, concretamente seis; Dánae (1553. Pintura al óleo. Londres, Apsley House), Venus y Adonis (1553-1554, Pintura al óleo, Madrid, Museo del Prado), Perseo y Andrómeda (1556. Londres, Wallace Collection), Diana y Adonis y Diana y Calisto (1554. Pintura al óleo. Edimburgo, National Gallery / 1556-59, Pintura al óleo, 1,87m x 2,04m, Londres, National Gallery) y el Rapto de Europa ( 1560-1562, pintura al óleo, 178cm x 205cm, Boston, Isabella Stewart Garden Museum). La pintura que nos ocupa permaneció en Paris hasta 1896, después de que Felipe V los regalara (junto con “Diana”, “Calisto y Diana” y “Actaeon”) al Embajador Francés, el duque de Gramont, que a su vez , se los regaló a Phillippe II, duque de Orleans. Finalmente, en 1896 fue comprado por Bernard Berenson en nombre de la coleccionista Isabella Stewart Gardner.

Tiziano encontró en la mitología y el libro de ‘Metamorfosis’ una fuente de inspiración constante y casi inagotable, a la que recurrió en numerosas ocasiones. Pero no es el único autor que ha explicado el mito de Zeus y Europa en sus composiciones. Desde la antigua Grecia hasta los días actuales, muchos autores han encontrado la inspiración en esta poesía de la ‘Metamorfosis’ que “dio nombre a nuestro continente”.

Bibliografia
Alba Elvira, Miguel Ángel. “Arte y Mito”. Silex Ediciones SL. 2018. Pág. 76-104. ISBN: 78-84-7737-196-0
Franco Llopis, Borja. Rega Castro, Iván. UOC. Iconografia i anàlisi de la imatge. “Iconografia clàssica”. UOC Publishing SL. 2016. PID_00229545
Martinez Zurbano, Mario. Universidad Complutense de Madrid. “Iconografia del mito de Europa”.
Ovidi. ‘Metamorfosis’. Libro II. “Júpiter y Europa”. (833-875)